DrBonomi.Com

Nuestra Vida Es El Producto De Nuestros Pensamientos

¡Nunca Vendedor!

Apenas me recibí de Licenciado en Administración de Empresas me puse a buscar empleo, y lamentablemente era uno de los tantos momentos en que en Argentina, conseguir empleo no resultaba una tarea fácil, aún teniendo un título universitario.

Como resultado de ello, durante dos años estuve trabajando en empresas de venta directa.

Cada empresa usaba para esas tareas un nombre diferente como: representante, distribuidor etc. Y en general se evitaba utilizar la palabra “vendedor” que es lo que en realidad éramos.

En términos generales puedo decir que los resultados económicos obtenidos con esa clase de actividades fueron bastante buenos, pero mi experiencia emocional fue desastrosa.

Odiaba tener que encarar a un cliente potencial para venderle algo, a tal punto que muchas veces tenía que quedarme un rato parado en la acera juntando fuerzas, hasta que finalmente me animaba a tocar el timbre del cliente potencial.

Y lo que yo les estoy narrando, se que se trata de la clase de sentimientos que la mayoría de las personas tienen respecto al trabajo de vendedor.

Cuando yo le contaba a mi familia que trabajaba de vendedor, lo primero que me decían era que tratara de conseguir “un empleo en serio”, en el cual se me garantizara un sueldo mensual, pues en esos trabajos de venta, siempre prometían niveles de ingreso por comisiones que nunca se alcanzaban.

La experiencia de mis años me ha llevado a darme cuenta que lo que en realidad está en juego, es la cantidad de seguridad que uno desea adquirir con un empleo, y que la seguridad suele ser inversamente proporcional a la cantidad que uno puede ganar.

Lo cual quiere decir, que en los trabajos sin un sueldo asegurado, es donde se pueden llegar a ganar las sumas mayores, y cuando me di cuenta de ello dejé de tener un jefe.

Hoy en día sigo sin tener un jefe y no me arrepiento, pues soy el único dueño de mi propia vida, y sé que lo que puedo llegar a ganar mes a mes no tiene límites de ninguna clase, sino que solo depende del empeño que le ponga.

Pero claro está que cuando comienza cada mes, no tengo ninguna seguridad de que ganaré lo mismo que en el mes anterior. Algunas veces gano lo mismo, otras veces más y otras veces menos.

Y lo que es más irónico, todo depende de cuántas ventas pueda realizar, es decir que al final de todo sigo trabajando como vendedor, aunque era de la clase de trabajos que deseaba huir.

En realidad prácticamente todo lo que uno puede hacer en esta vida se trata de un trabajo de ventas.

Cuando tratas de convencer a un amigo de que vayan juntos al cine, cada uno de ustedes debe “venderle” al otro la idea de que la película que desean ver es la más interesante.

Cuando van a buscar un empleo en relación de dependencia, deben “venderle” al entrevistador la idea de que ustedes son el mejor candidato que podrían elegir.

Cuando ya tienen su empleo, deben “venderle” a sus superiores la idea de que son la persona más adecuada para ocupar cargos de mayor jerarquía.

Cuando conocen a alguien del otro sexo que les interesa, deben “venderle” la idea de que lo mejor que podría hacer es salir o formar pareja con ustedes.

La venta se encuentra en todos lados, aún cuando no la llamemos “venta” pues no existe ninguna clase de productos involucrados, pues en general lo que más vendemos son ideas.

Por eso creo que el saber prepararse mentalmente para ser un buen vendedor, es una de las cosas más útiles que podemos hacer en nuestra vida, y por eso he creado mi CD 5 llamado “El poder de la venta” con el cual puedes prepararte para realizar exitosamente esa tarea, que afectará todos los aspectos de tu vida.

El CD15 se puede encontrar aquí:
http://www.drbonomi.com/temas/tema15.php

Con mis mejores deseos
Dr. Roberto A. Bonomi

COMPRA CON TARJETA
COMPRA SIN TARJETA

Clic AQUI para comprar con un Giro

   
COMPRA EN ARGENTINA COMPRAR A UN
DISTRIBUIDOR
Clic AQUI para comprar en Argentina Clic AQUI para ver la lista de los Distribuidores Autorizados Si en su ciudad no existe nadie que venda EL SECRETO... aproveche esta oportunidad, adquiera el libro e ingrese como Distribuidor